De:                                   Juan Pablo García Vallejo [juanpablotinta@hotmail.com]

Enviado el:                     jueves, 16 de diciembre de 2010 08:06 a.m.

Para:                               gina en urano

Asunto:                           Nota de Los imperfeccionistas

 

jueves 16 de diciembre de 2010

El mejor oficio del mundo, el periodismo


El mejor oficio del mundo, el periodismo
Juan Pablo García Vallejo
* “Cada día acontecen hechos noticiables”
** El mundo necesita un periodico así

Desde el inicio del periodismo, los periódicos y quienes los hacen diariamente directores, redactores, correctores, diseñadores y los responsables de la administración han sido objeto de tratamiento literario.
Pero màs allá de que el periodismo es un pilar fundamental de toda sociedad democrática al consolidar una opinión pública solida y defender la libertad de expresión en muchos casos se desconoce la vida interna y conflictiva que viven los comunicadores.
En Los imperfectibles, primera novela de Tom Rachman se describen las vidas privadas de los comunicadores, así como sus dramas personales, publicada por Editorial Plata, que es una invitación para que los lectores conozcan lo que pasa dentro del mundo del periodismo.
Es así que esta novela comienza con el deseo de un millonario norteamericano Ott, que quiere hacer un periódico por puro gusto porque piensa “aún no hay nadie que lo haya hecho bien”, para lo cual busca a dos redactores con iniciativa.
Para su equipo de reporteros contrata a norteamericanos que vivan en Roma, Italia, de donde contratara a colaboradores externos, novatos y estudiantes que hacen su práctica con las notas de pasatiempo, jeroglífico, humor, etc.
Una de las reglas no escritas del periodismo que utilizan los directivos para desdeñar las colaboraciones de los reporteros veteranos es decirles que no hay espacio, mientras que a los aspirantes a periodistas se les dice que no hay vacantes en ninguna sección pero que envíen sus notas por si las moscas les interesa publicar algo y como premio tendrán impreso su nombre en el periódico.
El periódico siempre es un negocio riesgoso porque siempre se trabaja en números rojos, o lo que es lo mismo es un desastre económico, pero esto se resuelve reduciendo la plantillad e trabajadores.
En el mundo del periodismo hay niveles de compromiso comenzando con los que si se ponen la camiseta como Craig Menzies, el redactor en jefe, “siempre está en su despacho. En su vida no hay lugar más que para noticias”, y quienes no tienen tanto apego profesional como Arthur Gopal porque “la meta que preside su trabajo en el periódico es la indolencia: publicar con la mínima frecuencia posible y escabullirse en cuanto nadie lo observe”.
El lugar más importante del periódico es la mesa de redacción, que siempre está en una actividad vibrante y se estresa conforme se acerca el cierre de la edición cotidiana, por eso los correctores están siempre ocupados revisando las notas por publicar.
“Toda noticia es una notica económica”, dice la encargada de la contabilidad, pues en un periódico no hay espacio para noticias superficiales, pero para el jefe redacción lo que más le interesa es la credibilidad de las noticias ante los lectores apasionados y establece un manual de estilo, pero también un periódico interno llamado Por qué donde se reúnen todas las faltas de ortografía para que se mejore la calidad de la información y salga el periódico con una ortografía impecables, Pero cuando aparecen los gazapos nadie quiere hacerse responsable de ellos.
Los imperfectibles son una cuasi biografía profesional de Rachman y su labor en la agencia Asociated Press, una buena novela para ver la vida invisible de los periodistas. Los directivos tienen la profunda convicción de hacer un periódico destacable en el mar de publicaciones. En ella se desmitifica la heroicidad de los periodistas al desnudar sus dramas personales y los conflictos profesionales entre los periodistas caza noticias, verdaderos depredadores del oficio y los principiantes que desconocen los trucos del mundo del periodismo. Una novela recomendable para quien quiera iniciarse en el mejor oficio del mundo, el periodismo.
Y también se tratan los retos de los periódicos impresos frente al internet, donde la gente se entera de lo que conoce y también de lo que no conoce y esto ha demeritado la calidad informativa, ya no se confirman las fuentes y se deja a un lado la objetividad de la noticia.
“Cada día acontecen hechos noticiables”